Archivos para 19 octubre 2011

LA CRUZ – EL EVANGELIO Y LA SALVACIÓN

339289_230656763653431_100001273269763_730101_939338893_o

LA CRUZ – EL EVANGELIO Y LA SALVACIÓN 

por Javier Bello.

 En este escrito estudiaremos términos como justicia, justificación, expiación,   propiciación, sustitución, gracia, regeneración, redención, santificación, ira y reconciliación, todos términos que engloban en si la idea de la salvación la cual es el concepto central de las sagradas escrituras, el fin de nuestra fe.
 1 Pedro 1:9 obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.

Salvación: Termino amplio que se refiere a la actividad de Dios a favor de la creación y, especialmente, de su pueblo, para que todas las cosas salgan de acuerdo con la meta trazada por Dios. De manera más específica, la salvación trae consigo la liberación de su pueblo del poder y los efectos del pecado y la caída. Esta salvación es provista por medio de la obra de Jesucristo (la CRUZ) para que la creación en general y para que su pueblo en particular puedan disfrutar la plenitud de vida para la que Dios los hizo. (Diccionario teológico)

En un término sencillo salvación significa: Rescatar o liberar a algo o a alguien de una desgracia, catástrofe o desastre inminente. Y la Palabra o Biblia nos dice que el hombre ha sido salvado por Dios.

De aquí parte una pregunta! Tal vez una de las pregunta más importante de todo el mundo!

Y ES:
¿SALVADO DE QUÉ?

Estos son derivados de la misma pregunta para que podamos entender mejor la idea:
De qué me han salvado? De qué me han rescatado?, De qué me han liberado? De cual desgracia? De cuál catástrofe? De qué desastre inminente me han librado, rescatado o salvado?

Para contestar esa pregunta, porque realmente es solo una, la respuesta está en…
Sofonías 1:14-18
14 Cercano está el día grande de Jehová, cercano y muy próximo; es amarga la voz del día de Jehová; gritará allí el valiente.
15 Día de ira aquel día, día de angustia y de aprieto, día de alboroto y de asolamiento, día de tiniebla y de oscuridad, día de nublado y de entenebrecimiento,
16 día de trompeta y de algazara sobre las ciudades fortificadas, y sobre las altas torres.
17 Y atribularé a los hombres, y andarán como ciegos, porque pecaron contra Jehová; y la sangre de ellos será derramada como polvo, y su carne como estiércol.
18 Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jehová, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo; porque ciertamente destrucción apresurada hará de todos los habitantes de la tierra.
HERMANOS EN CRISTO, DE ESTO NOS HA SALVADO EL SEÑOR: DEL DÍA DE SU IRA.
Y esto es posible solo a través de su hijo Jesucristo y de su obra de salvación.
Fijémonos en lo que dice el libro de 1 Tesalonicenses 1:10y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.
*Su ira será derramada sobre la tierra por causa de la maldad del hombre. Y la manifestación de esa ira será justa porque el hombre ha estado y está destrozando todo lo hermoso que Dios ha creado, incluyéndose a si mismo, el grado de depravación total y perversidad humana ha llegado a límites tales que es hasta un peligro pasa su propia existencia.
Veamos versículos bíblicos en cuanto a esto:
Eclesiastés 7:29 He aquí, solamente esto he hallado: que Dios hizo al hombre recto, pero ellos buscaron muchas perversiones.
Romanos 3:10-12
10 Como está escrito:
No hay justo, ni aun uno; 11 No hay quien entienda,
No hay quien busque a Dios. 12 Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles;
No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.

*Génesis 6:5 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.
*Isaías 64:6 Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento.
*Toda la creación del Dios fue sometida a padecimiento, por causa del hombre, desde la forma de vida más microscópica hasta las enormes bestias del mar han pasado de un estado de pureza e inmortalidad absoluta, a un estado caído y maldito. Y gimen por que el Señor Creador de todo los restaure de nuevo.
*Génesis 3:17 … maldita será la tierra por tu causa…
Romanos 8:19  Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios.
Romanos 8:21- 22 porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios 22 Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora;
Veamos como en el día de la ira el Señor también pedirá cuenta al hombre por el daño que ha hecho con su maldad e impiedad a la naturaleza.
Apocalipsis 11:18  Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, (y de destruir a los que destruyen la tierra.)

*Ya hemos respondido ¿de qué nos ha salvado nuestro Dios? De su Ira.
*También, ¿Cuál es el motivo de esa Ira? Nuestra Maldad (pecado).

*Ahora tenemos una tercera pregunta:
¿Cómo nos salvó?.

Hagamos una introducción a la respuesta…..
Esta es la tercera de varias lecciones, en la primera hemos estudiado la veracidad de la palabra de Dios o biblia y concluimos que toda la escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en JUSTICIA. (Y no pases por alto esta última palabra).
En la segunda lección estudiamos minuciosamente los atributos de Dios, que es la forma en la que el Señor se describe a sí mismo de una manera comprensible para el limitado entendimiento humano. Cada atributo de Dios lo hemos basado en enunciados estrictamente bíblicos. Ej:
EL es Uno (Dt. 6:4)
EL es Una Trinidad 
EL es Espíritu (Juan 4:24)
EL es Personal (Exo.3:14)
EL es Perfecto (Dt.32:3-4; Sal.18:30)
EL es Eterno (Isaias 40:28)
EL es Inmutable (Mal.3:6; Santiago 1:17)
EL es Omnipotente (Génesis 17:1; Sal.115:3; Exo.6:2-3)
EL es Omnipresente (Sal.139:7-10; Jer. 23:23-24)
EL es Omnisciente (1Samuel2:3)
EL es Santo (Isaías6:3; Isaías40:25)
EL es Amor (1Juan4:8)
EL es Misericordioso (Sal.145:8; Luc.1:50)
EL Creador (Isaías40:28; Sal.33:9; Hebreos11:3; Gen.1:1)
EL es Soberano (1Tim.6:15)
EL es Fiel (Dt.7:9; 1Cor.7:10)
EL es Verdadero (Apoc.19:11)
EL es JUSTO (Sal.7:11; Sal.11:7)

COMENCEMOS….
– Estudiemos este ultimo atributo de nuevo, “Dios es Justo”.
Esto podemos verlo es estos versículos.
*Salmos 11:7 Porque Jehová es justo, y ama la justicia;
El hombre recto mirará su rostro.
*Salmos 7:11 Dios es juez justo,
Y Dios está airado contra el impío todos los días.

*Salmos 50:6  Y los cielos declararán su justicia,
Porque Dios es el juez. Selah
Sigamos atentamente este razonamiento:
Estamos diciendo que Dios es Justo, y si Dios es Justo (valga la redundancia) Él tiene que hacer Justicia. ¿Qué es Justicia? Es dar a cada uno lo que le corresponde, es dar bienes a los que hicieron bien y castigo a los que hicieron mal, es hacer lo recto.
Dice la palabra que Dios es un Juez Justo y que ama la Justicia Salmo 7:11 – 11:7.
Es con esta justicia con la que el hombre tiene una deuda.
¿Por qué el hombre tiene una deuda con la justicia de Dios?
Porque el hombre ha pecado, todos han desobedecido a Dios, no hay quien no haya hecho lo malo y transgredido la ley, todos han mentido, todos han tenido malos pensamientos, todos han murmurado de otros, etc… Es cierto! No todos han matado, abusado sexualmente de otra persona u otro tipo de perversidades más fuertes…
…¡Pero todos sin excepción han hecho el mal!
Yo, que he escrito esto lo sé, tú que lo estás leyendo ahora también lo sabes.
Pero por sobre todo esto es verdad porque lo dice la palabra:
Romanos 3:23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,
1 Juan 1:8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros
1 Juan 1:10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.
Santiago 2:10-11  10 Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. 11 Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley.
Romanos 3:10 Como está escrito:
No hay justo, ni aun uno;
Eclesiastés 7:20 Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque.
Entonces aquí tenemos un problema. ¿Cuál problema?
Si Dios es Justo (Un Juez Justo) y hace Justicia (Salmo 7:11 y 11:7)
Y el hombre es injusto (hacedor de maldad).
Debe el Juez Justo entonces condenar al hombre; puesto que éste es injusto (malvado), a pasar toda la eternidad en el infierno o muerte eterna. Porque la justicia de Dios demanda que el pecador pague su crimen. Romanos 6:23 porque la paga del pecado es la muerte.
…Y el perdón?
Pongamos un ejemplo que utilizan varios predicadores.
Ej: Supongamos que tenemos a un hombre que ha cometido un crimen horrendo, digno de la pena de muerte, este hombre ha asesinado, robado, violado etc. En resumen ha hecho cosas espantosas. Este hombre luego es capturado por la policía y es presentado ante un juez que debe de hacer justicia. Se presentan todas las pruebas que demuestran que él es el culpable, y no cabe ninguna duda de que él debe de ser condenado. Pero estando allí frente al juez, a la hora de la sentencia, este le dice: Yo soy un juez lleno de amor y misericordia, te puedes ir! Yo te perdono!.
Te pregunto… Si bien podemos decir que este juez expresó amor y misericordia,
¿Fue justo? ¿Hizo justicia? ¿Le dio a este criminal lo que le correspondía?
La respuesta es: NO!!.
Este juez no hizo justicia, es un juez injusto y corrupto, el debía haber condenado al criminal, porque el que comete un crimen lo tiene que pagar y eso se llama JUSTICIA. ¿Pero si el criminal pide perdón? ¿Qué ocurre? Supongamos que un asesino esta ante un juez y dice: Yo maté y sé que eso esta mal, pero estoy realmente arrepentido, y este hombre no está fingiendo está verdaderamente arrepentido. ¿Qué le diría un juez Justo? Aunque estés arrepentido yo tengo que hacer Justicia puesto que soy un Juez justo, no puedo perdonarte, te condeno.
Problema: Si la Biblia dice que Dios es un Juez Justo y hace justicia, ¿como puede él perdonar al pecador por amor y misericordia, y seguir siendo justo, puesto que si el debe de hacer justicia tiene que condenar al hombre al sufrimiento eterno por ser criminal?.

Algunos podrían decir que nos amó tanto que prefirió perdonarnos por amor y misericordia antes que ser Justo con nosotros y darnos el castigo que nos corresponde. Esto es absolutamente inaceptable puesto que Dios es perfecto (Deuteronomio 32:3-4) el es Justo y siempre lo será, porque él es inmutable, él no cambia, es constante ( Malaquías 3:6 Santiago 1:17), y decir que él no hizo justicia, es declarar que él es injusto, y al decir que él es injusto es decir que no es Perfecto, al llamarlo imperfecto entonces no es Santo, y si no es Santo no es un dios verdadero.
Pero nuestro Dios, del cual se habla en la Biblia, es Santo, Perfecto, Inmutable, El es Amor y misericordioso, y a la vez Justo puesto que hace justicia y él en su inmensa sabiduría ha establecido la manera de perdonar al hombre pecador por amor y misericordia y seguir siendo Justo a la vez.
¿De que forma? Por medio de la CRUZ, “EL EVANGELIO”. La cual es la obra salvadora de Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, quien es Dios hecho hombre.

La alteración de uno de los atributos de Dios desvirtúa a todos los demás, no podemos basar el perdón solamente en el amor y la misericordia y denigrar a la justicia de Dios. La CRUZ, logra que el hombre sea perdonado, y que nuestro Dios demuestre su Amor, sea Misericordioso y sea Justo a la vez.

¿Como puede ser eso?
¿Cómo puede perdonar por Amor, Gracia y Misericordia y seguir siendo Justo?
*Justificación o justificar: es una palabra que significa declarar justo a algo o alguien.
*Gracia: es un don o regalo inmerecido, es decir que no se hizo algo para merecer lo recibido.
La Biblia dice en Romanos 3:23 que por cuanto todos hemos pecado estamos destituidos de la gloria de Dios, y no solo apartados de su presencia sino que también condenados al sufrimiento eterno por nuestras maldades. Pero dice a continuación en el versículo 24 que Dios mismo nos justifica, nos declara justos a nosotros los injustos, “ya no más condenados”, de manera gratuita por su gracia, puesto que no hemos hecho nada para recibirlo.
¿Cómo puede ser posible esto? Ya que aquel juez que declara justo (sin culpa) a un injusto, malvado o pecador, es un juez corrupto o abominable (Proverbio 17:15) el que justifica al malvado “impío” es abominable.

Repito ¿Como puede ser posible esto? El Juez justo (Sal 11:7) nos está declarando justos de manera gratuita, sin que hayamos pagado la impagable condena del sufrimiento eterno bajo la IRA de Dios, (su propia ira). ¿Dónde quedo la justicia?
Aquí es donde entra el Rey de reyes y Señor de señores, a quien le debemos todo, puesto que todo fue creado por medio de él y para él y por él sigue subsistiendo, no tiene límites su amor, El es nuestro Señor JESUCRISTO.
Continúa Romanos 3:24 diciendo que somos declarados justos (justificados) “ya no más condenados” a través de la redención que es por medio de Cristo Jesús.
*Redención: significa rescatar o sacar de esclavitud al cautivo mediante el pago de un precio, poner término a un dolor o pena.
Dice que Jesús nos sacó (o rescató) de la esclavitud del mal o pecado, que nos hacia merecedores de la ira de Dios. Pero dice que este rescate fue mediante un precio, ¿Cuál fue ese precio? Respuesta: SU VIDA!!
En Romanos 3:25 dice que Dios mismo puso como propiciación “sacrificio que calma su propia ira” a Jesús su hijo amado.
*Propiciación: es una ofrenda o sacrificio que calma la IRA, pago que evita el ENOJO.

¿Qué quiere decir esto?
Quiere decir que Dios Padre colocó a su hijo en el lugar del hombre, puso sobre él toda la culpa de la raza humana y descargó sobre él toda su IRA, ejecutando la condena que debió recaer sobre el hombre injusto y pecador, sobre la persona de su propio hijo Jesús. ¡Aquí está la justicia! ¡Aquí es donde alguien está pagando! ¡Aquí se esta pagando el precio del pecado! La paga del pecado es la muerte y es aquí donde alguien esta muriendo para cubrir la deuda del hombre con Dios, el Juez Justo!

1Corintios 6:20 Porque habéis sido comprado por precio…
Esta es la muestra de Amor más grande del universo; la de un Padre entregando a su hijo (Juan3:16) el mismo hijo entregándose a sí mismo (1Juan3:16) Dios despojándose de su gloria absoluta (Fil 2:5-8) para volverse hombre, humillándose (Juan1:14) y muriendo bajo su propia ira en lugar del hombre (Galatas2:20), como sustituto para reconciliar al hombre con ÉL (2Cor.5:19) y deje de ser su enemigo (Ro.5:10)

Isaías 53:5 él fue herido por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados, el castigo para que tengamos paz fue sobre El, y por su llaga fuimos nosotros curados.
Isaías 53:6 todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada uno se apartó de su camino; mas Jehová, (su Padre) cargó en él el pecado de todos.
Isaías 53:7 Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero…
Ahora pueden entender
Cuando Juan lo vio y dijo:
He aquí el cordero de Dios
Que quita el pecado del mundo.
Juan 1:19.
Isaías 53:10 con todo eso Jehová quiso quebrantarlo, sujetándolo a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación (o propiciación) por el pecado….
¿Estas leyendo quien quebrantó, destrozo y descargó su IRA sobre Jesús el cordero que quita el pecado del mundo, en quien se cargo toda nuestra maldad para que la deuda sea pagada? Fue su propio Padre que lo estaba destrozando a él en lugar de destrozar a los escogidos.
Es por eso que Jesús es el SUSTITUTO, el que está ocupando el lugar de otro.
¿Sabes de quien?
EL TUYO.
1 Pedro 2:24 – 25 24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.25 Porque vosotros erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas.
Isaías 53:5.6.7.10
JESUCRISTO

Esto era necesario puesto que el hombre tenía una deuda (o condena) y alguien la tenia que pagar para que podamos ser perdonados.
Lucas 24:46-47 46 y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; 47 y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.

Todos nosotros hemos pecado (Ro.3:23) todos hemos transgredido la ley (Stg.2:10-11).
Por nuestra maldad estamos bajo la maldición de la ley la cual es la IRA de Dios.
Gálatas 3:10 Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas.
Pero Jesús nos redimió (rescató) de la maldición de la ley.
Gálatas 3:13 Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero).

¿Que pasó en la CRUZ?
Síntesis
Jesús en la cruz pagó el precio del pecado, Él cargo toda nuestra maldad, sin el haber cometido pecado (2 Co.5:21), la maldición de la IRA cayo sobre él. Y en la cruz el Padre destrozó y abandonó a su hijo, y de esta manera Jesús murió de la forma que el hombre debió morir, abandonado y destrozado por Dios por causa de su perversidad. Como Jesús se hizo pecado y El Padre es Santo (Isaías 6) se apartó de su hijo puesto que él se volvió inmundo.
Entonces Jesús clamo Elí, Elí ¿lama sabactani? Dios mío Dios mío, por qué me has desamparado. (Mateo 27:46) Él menciono esto para que entendieran que es ese mismo momento se estaba cumpliendo el profético Salmo 22:1-2-3 y 6. El Padre estaba abandonando al hijo por que él se había hecho maldición, gusano, oprobio y despreciable (Ga.3:13). Y el Padre es SANTO y no convive con el pecado.
No podemos osar tratar de describir lo que ocurrió en la cruz con exactitud, pues escapa a nuestro conocimiento lo que significa que la maldición de la ira del Dios viviente caiga sobre alguien. Lo que padeció Jesús por nosotros no fue solamente un dolor físico. Cuando el estaba orando en el getsemaní diciendo: si es posible pasa de mí esta copa, pero no se haga mi voluntad sino la tuya, él se estaba refiriendo a la copa de la ira de Dios.(Jer25:15, Ap15:7, Apoc.16:1).

De esta forma Dios puede perdonar al hombre que viene arrepentido (1Juan2:12), puesto que ya se ha pagado el precio o la deuda que tenía con su creador (1Co.6:20), el precio era morir abandonado y bajo la ira de Dios, Jesús murió por nuestros pecados de esa forma (Is. 53:10), él dió su vida por nosotros (Juan 3:16 1Juan3:16). El es Dios hecho hombre (Juan1:14), puesto que por Adán entró el pecado al mundo entonces un hijo de Adán (otro hombre) tenía que morir (Ro5:12), quien debía de ser un hombre perfecto y no sólo un hombre perfecto sino que también tenia que ser Dios puesto que solo Dios puede soportar su propia ira y además tenia que dar su vida y solo Dios tiene vida en si mismo (Juan 5:26). Todas las demás criaturas tienen vida prestada. Pero solo aquel que da su vida tiene el poder para tomarla de nuevo (Juan10:17-18).
Ahora estos pasajes tendrán otro sentido:
1 Pedro 3:18 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;
Efesios 4:32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.
1 Juan 3:5 Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en él.
Efesios 5:2 Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.
1 Timoteo 2:6 el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo.
1 Juan 4:10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación (sacrificio que calma la ira) por nuestros pecados.
1 Juan 2:12  Os escribo a vosotros, hijitos, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre.
Romanos 5:10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.

La resurrección
Si el que moría por los hombres no era un inocente, entonces no hubiese podido pagar por los hombres, puesto que hubiese estado pagando su propia condena.
Jesús fue un inocente, Santo, no pecó (2Co.5:21) él fue un justo que murió en lugar de injustos (1P.3:18).
La paga del pecado es la muerte (Ro.6:23) pero como el que murió no peco, y la muerte no tiene autoridad sobre él (puesto que es inocente), debe de entonces volver de nuevo a la vida. “Resucitar”
Hechos 2:24 al cual Dios levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella.
Hechos 2:31 viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades, ni su carne vio corrupción.
Importante: solo Dios puede soportar su propia ira, solo Él es lo suficientemente valioso para pagar por nosotros, solo Él puede dar su vida puesto que es el único que tiene vida en sí mismo, él es el único absolutamente Santo y la muerte por ese motivo no tiene autoridad sobre Él, de manera que Él puede dar y tomar de nuevo su vida.
Juan 5:26 Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo;
Juan 10:17-18 17 Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar. 18 Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre.

Ahora tenemos una esperanza: 2Co.4:14
2 Corintios 4:14 sabiendo que el que resucitó al Señor Jesús, a nosotros también nos resucitará con Jesús, y nos presentará juntamente con vosotros.

Este es El Evangelio hermanos por el cual Dios nos da:
LA SALVACIÓN
1 Corintios 15:1-4 1 Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; 2 por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. 3 Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras;4 y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras; Gálatas 1:6-9 No hay otro evangelio.

En la Cruz Jesús murió como sustituto del hombre. Cuando nos imaginamos a Cristo en la Cruz lo que tenemos que entender es que ese debía ser nuestro lugar. Para que Dios pueda perdonarnos y su justicia sea satisfecha alguien tenia que pagar, de esa forma Dios manifiesta su justicia, y sigue siendo justo y el que justifica, a los que son de la fe de Cristo Jesús Romanos 3:26

Habiendo pagado Jesús el precio,
¿qué demanda Dios del hombre?
Hechos 17:30 Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;
¡Que se arrepientan y crean en el evangelio!
Marcos 1:15 (Jesús) diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.
¿Qué es el arrepentimiento?
Arrepentimiento es un pedido verdadero de perdón, que implica un proceso de cambio, una conversión mental y espiritual, es un re direccionamiento de actitud. Esto es un milagro que solo puede ser provocado por El Espíritu Santo, quien es el que trae convicción de pecado al hombre (Juan 16:5-12). Puesto que saca de su ceguera al hombre en cuanto a tu estado de muerte espiritual (2Co.3:16-17) (1Co.4:4).

Hechos 3:19 Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio,
Ezequiel 18:32 Porque no quiero la muerte del que muere, dice Jehová el Señor; convertíos, pues, y viviréis.
Ezequiel 33:11 Diles: Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos; ¿por qué moriréis, …
Lucas 24:46-47 46 y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; 47 y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.
1 Juan 1:9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.
1 Juan 2:12 Os escribo a vosotros, hijitos, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre.

¿Que es creer en el evangelio?
Es reconocer que estamos perdidos en nuestra maldad y necesitamos ser salvados, de nosotros mismos, de todo el sistema corrupto del mundo y por sobre todo de la justa ira de Dios. Como ha sido Jesús quien ha pagado nuestra deuda muriendo en nuestro lugar bajo la ira de Dios, debemos reconocer su sacrificio. Solo por la fe en él podemos ser salvos, “no hay otra forma”, solo él es el Camino para llegar al Padre y reconciliarnos con Él.
Juan 14:6  Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
Hechos 4:12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.
1 Timoteo 2:5 Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,
1 Juan 5:12 El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.
Juan 17:3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

El Señor en su soberanía nos Regenera (Tito 3:5), La regeneración es la obra del Espíritu Santo sobre aquellas personas que están muertas espiritualmente (Efe.2:1), otro sinónimo de la palabra regeneración es “nacer de nuevo” sin esto nadie entrará al reino de Dios (Juan 3:3), el nuevo nacimiento es la renovación total de una persona, es cuando Dios convierte a un ser totalmente depravado en una nueva criatura, con apetitos nuevos y naturaleza nueva, resucitandolo de la muerte espiritual a la vida espiritual y donde antes no existía ningún tipo de predisposición, ninguna inclinación o deseo para las cosas de Dios, pasa a haber predisposición y atracción hacia Dios. En la regeneración Dios siembre en el corazón humano el deseo hacia Él, deseo que de otro modo no estaría presente. El cambia los corazones inertes de piedra y coloca corazones de carne capaces de responder a las cosas de Dios. (Ezequiel 36:26-27)
Cuando Dios nos regenera, nosotros creemos en el evangelio (Fil.1:29) La fe que es “creer en Dios y a Dios” es un regalo que el nos da (Efe.2.8).
A aquellos a quienes Dios regeneró y creyeron en el evangelio, el Señor los a hecho herederos del Reino de los cielos.
Mateo 25:34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.

Pero…
A otros dirá
Mateo 25:41 Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.

El día que cada hombre y mujer esté frente a Jesús, será el día más crucial de su vida, para algunos será el día más gozoso de toda su existencia, un día de felicidad infinita. Pero para otros será el día más espantoso, horrible y calamitoso. Puesto que será un día de ira y ellos no tendrán un SALVADOR.

Amós describe aquel momento
5:18-20 18 !!Ay de los que desean el día de Jehová! ¿Para qué queréis este día de Jehová? Será de tinieblas, y no de luz; 19 como el que huye de delante del león, y se encuentra con el oso; o como si entrare en casa y apoyare su mano en la pared, y le muerde una culebra. 20 ¿No será el día de Jehová tinieblas, y no luz; oscuridad, que no tiene resplandor?
Nosotros fuimos salvados de aquel día de ira (Sofonías 1:14-18) por su gracia mediante nuestro Señor Jesucristo…..
Romanos 5:8-10 8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. 9 Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. 10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.

1 Tesalonicenses 1:10 … y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.

VOLVAMOS A LAS PREGUNTAS INICIALES
*Ya hemos respondido ¿de qué nos ha salvado nuestro Dios? De su Ira.
*También, ¿Cuál es el motivo de esa Ira? Nuestra Maldad (pecado).
* AHORA PODEMOS CONTESTAR LA TERCERA PREGUNTA
¿Como nos salvó? Entregando su vida por nosotros, y muriendo bajo su propia ira en sustitución nuestra, y esto ocurrió en LA CRUZ.

1 Corintios 1:18 Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.
Gálatas 6:14 Pero lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo me es crucificado a mí, y yo al mundo.
1 Corintios 1:17…, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo
Efesios 2:16 y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.
Colosenses 1:20 y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.
Colosenses 2:14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,

(Efesios 2:8-9; Romanos 11:6; Tito 3:4-5; Isaías 64:6)
Nunca olvides esto, pues no lo merecíamos…
PREDÍCALO!!!

Lectura recomendada:

Biblia Reina Valera 1960
Diccionario teologico Grenz, Guretzki y Nordling
La Cruz de Cristo – John Stott
¿Salvado de qué? – R. C. Sproul
El Asesinato de Jesús – John MacArthur
Comentario Romanos – John MacArthur
Dios es el evangelio – John Piper
El único Dios Verdadero – Paul Washer
Todo por Gracia – Charles Spurgeon
El Evangelio – Charles Spurgeon

6 comentarios

Trilema de C. S. Lewis

El trilema de Lewis es un trilema lógico de acuerdo al cual uno, leyendo la Biblia, puede llegar a tres conclusiones sobre Jesús, o es un Loco, y Mentiroso o es simplemente quien dice ser, Dios.

En su libro Mero Cristianismo, que al igual que Ortodoxia, es un libro que debes leer, explica este trilema. Lewis dice que algo que le desagrada es escuchar a personas decir que creen que Jesús fue un gran maestro, una persona muy inteligente, pero que no era Hijo de Dios.

Para contestar a ello Lewis dice que tomando el texto íntegramente no se puede llegar a tal conclusión, tal conclusión no solamente es falsa, sino que puede decirnos mucho de la persona que la sostiene: no entendió lo que leyó, o simplemente no lo quiso entender.

En el Nuevo Testamento nos encontramos con una persona, Jesucristo, que dice muchas cosas “bonitas”, pero también hace afirmaciones “chocantes” para la época, como que Él es Hijo de Dios. Para entender estas afirmaciones hay que –algo que muchos olvidan- llevarlas a su contexto. Estamos hablando de una persona judía, por lo que su afirmación de que Él era Hijo de Dios no puede entenderse de otra forma a la textual, a lo mejor si hubiera sido Budista podríamos entender que se refería a otra cosa, pero no, era judío, y como tal monista.

Con el Trilema Lewis nos dice que del hecho de que Jesús afirmara ser Hijo de Dios se puede llegar a tres conclusiones.

1.- Estaba Loco, era un Lunático, un Demente, un enfermo mental, que se creía Hijo de Dios

2.- Era un Mentiroso, de los peores, que hacía creer a todos que era tal cosa cuando el sabía que no lo era.

3.- Era lo que decía ser, Él era Hijo de Dios.

Con ello, en fin, el afirmar que Jesús era una buena persona debe ir de la mano con afirmar que era un Mentiroso o un Demente, pero si no era ninguna de estas dos cosas, entonces Jesús era lo que decía que era, también el decir que era solo un gran profeta o un buen hombre que murió martir por una causa es incorrecto, porque ello queda fuera de contexto, fuera de lugar y es una mentira afirmarlo

Deja un comentario