Archivos para 1 agosto 2014

Nos falta amor por denunciar a falsos maestros?.

20140731-205558-75358653.jpg

A ésos hay que taparles la boca, ya que están arruinando familias enteras al enseñar lo que no se debe; y lo hacen para obtener ganancias mal habidas. (‭Tito‬ ‭1‬:‭11‬ NVI)

Me llama la atención cierta postura que han adoptado algunas personas que afirman que los que denuncian falsas enseñanzas y a falsos maestros desde el púlpito de una iglesia, por las redes sociales y de cualquier otra forma que sea directa y contundente se les atribuye falta de amor o que son religiosos crueles, que es lo quieren decir cuando dicen “fariseo”, es como si la pasividad, el silencio y el desentendimiento ante las falsedades que están enfermando a la iglesia sean una expresión de “amor”.
Hermanos, me gustaría argumentarles bíblicamente esto, no podemos decir que si alguien denuncia a los falsos maestros tiene falta de amor, “por el contrario”, esta es una de las demostraciones más grandes de amor que existe. En *Juan 2:13-22 podemos ver cómo Jesús sacó del templo con un azote de cuerdas a quienes lo habían vuelto un mercado deshonesto, también el mismo Juan el Bautista previamente en *Mateo 3:7 llamó generación de víboras a aquellos que engañaban al pueblo con sus doctrinas falsas, lo mismo hizo Pablo al denunciar por nombres específicos a Himeneo y Fileto en *2 Timoteo 2:17 por predicar falsedades que según el apóstol tenían un efecto espiritual gangrenoso. Ahora pensemos, ¿Se podría decir que a ellos les falto amor por decir y hacer estas cosas?
R: ¡No!.

Decir que los hombres y mujeres que denuncian las herejías no tienen amor por el hecho hacer esto es como irrumpir en las escenas del libro de *Hechos 13:8 cuando Pablo (LLENO DEL ESPÍRITU SANTO 13:9) está confrontando a Elimas por oponerse al evangelio o cuando en *Mateo 23 Jesús está llamando sepulcro blanqueado a los fariseos por predicar salvación por obras o en *Hechos 7:51 cuando Esteban, un momento antes de ser apedreado les dice al consejo de ancianos “duros de servís ¿hasta cuándo resistirán al Espíritu Santo?”, Imagínense que irrumpimos estos momentos y les decimos: – ¡Esa no es la manera Pablo! – ¡Así no Jesus! – ¿Cómo puedes decir eso Esteban? -¡¡Les falta amor!!.

Nuestro Señor Jesús y los demás no tenían falta de amor, por el contrario, era el inmenso amor que tenían por el Padre lo que los llevaba a hacer estas cosas. El sentimiento en sí se resume en este Salmo 69:9 *EL CELO POR TU CASA ME CONSUME*, es lo que sus discípulos trajeron a memoria cuando Jesús estaba echando del templo a los que lo profanaban.
Les pido que comprendan que a los falsos maestros es preciso taparles la boca *Tito 1:10-11. Me asombra cómo los que se oponen a que hablemos argumentan que nuestro Jesús nunca tuvo este tipo de reacciones y acciones para instarnos a que callemos, lastimosamente no encontrarán respaldo ejemplificado del hijo de Dios en la Biblia para fundamentar tal pasividad, para digerir esto tenemos que tener el completo perfil bíblico de nuestro Señor, el tuvo y tiene un inmenso amor: fue tierno, manso, paciente, humilde pero sin dejar de lado estas virtudes también se mostró muchas veces en enérgica oposición ante quienes escondían y atacaban la verdad.
Obedezcamos este mandato bíblico denunciemos, sin soberbia, a los predicadores que quieren pervertir el evangelio, tomémonos el tiempo de explicar el porque creemos lo que creemos a todos los que quieran escucharnos, seamos firmes y argumentativos, miremos el ejemplo de aquellos hombre que con sus vidas marcaron una huella en la Palabra de nuestro Señor, esas sí fueron expresiones de amor.
Cuando uno ama a alguien o a algo no puede tolerar a aquello que afecta a lo que uno ama. En el presente tenemos a maestros adulterando el evangelio, no nos falta amor, es el amor que tenemos el que nos da fuerzas para luchar contra ellos.
Sigan creciendo en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

1 comentario