Archivos para 22 septiembre 2015

¿SABEN QUÉ OCURRE CUANDO UN PEQUEÑITO MUERE?.

niño sirio

¡Les contesto con todo el corazón y basado en la Palabra del Señor! “Todos ellos van al cielo, directamente al Señor, ellos son de Él”, no es que no haya mal en ellos, pues mal hay en todos. Lo cierto es que de una forma soberana el Señor los reclama como suyos. Podemos dar vueltas en miles de posturas y entrar en debates crueles sin sentido, y lamento decir que existen teólogos y estudiosos que quieren afirmar que solo algunos de ellos son salvos. Podría imaginarme, en medio de ese debate, al Señor golpeando la mesa enojado reclamando lo suyo, diciendo: “Silencio, ellos son míos y de ellos es el Reino” (Mt.19:14). Todos ellos están en el reposo, desde el que partió a sus pocos años de viva sin alcanzar conciencia de su pecado hasta los pequeñitos que no alcanzaron a ver la luz, “en verdad no han muerto sino duermen”, están en donde hay descanso, donde las casas no tienen rejas, en donde están los grandes sabios, los reyes y consejeros de la tierra quienes reedificarán de nuevo el mundo cuando este vuelva a comenzar (Ap.21:9), están en ese lugar donde los impíos dejan de perturbar, donde descansan los agotados, donde las cargas se dejan a un costado, en el lugar donde se envainan las espadas y se usan los yelmos para beber agua, donde reposan los cautivos y capataces crueles no nos sujetan a terribles cargas, en donde moran los verdaderos ricos (Mt.6:19-21), en este lugar están chicos y grandes. Pregunto con una sonrisa: ¿Conocen acerca de este lugar? ¿Saben cómo llegar?

Yo sí (Mt.11:28; Jn.14:4-6).

Job en su desgracia deseó este sitio (Job.3:11-19).

11 ¿Por qué no morí yo en la matriz,
O expiré al salir del vientre?

12 ¿Por qué me recibieron las rodillas?
¿Y a qué los pechos para que mamase?

13 Pues ahora estaría yo muerto, y reposaría;
Dormiría, y entonces tendría descanso,

14 Con los reyes y con los consejeros de la tierra,
Que reedifican para sí ruinas;

15 O con los príncipes que poseían el oro,
Que llenaban de plata sus casas.

16 ¿Por qué no fui escondido como abortivo,
Como los pequeñitos que nunca vieron la luz?

17 Allí los impíos dejan de perturbar,
Y allí descansan los de agotadas fuerzas.

18 Allí también reposan los cautivos;
No oyen la voz del capataz.

19 Allí están el chico y el grande,
Y el siervo libre de su señor.

“Según la Biblia solo existe un lugar con estas características, en este lugar los impíos ya no perturban y es aquí donde están los pequeñitos”.

En una situación distinta también Pablo deseo este lugar durante su ministerio (2Cor.5:8).

 Si un pequeñito tuyo ha partido y sabes de cuál lugar estoy hablando, no te preocupes, no le ha pasado nada malo (Fil.1:21;Ec.7:1) y te lo aseguro: “lo volverás a ver”, así que no vivas triste, vive en la esperanza, el reencuentro será un mero trámite. Él o ella ya no vendrá a ti mas tu irás hasta donde ellos están y reedificarás con ellos la tierra. ¡Y esto David lo sabía muy bien!. (2 Samuel 12:23).

Ps. Javier Bello

niño feliz

  • Para mayor profundización sobre el tema recomiendo los libros: “Seguros en los brazos de Dios” Autor: John MacArthur” – “Comentario de la confesión de Westminster por Archibal Alexarder Hodge, Capítulos 10, 14”.

2 comentarios